Ignacio, mi hijo tiene 9 años y padece Parálisis Cerebral y epilepsia. Por muchos años cambiamos de medicamentos tratando de ‘solucionar’ sus convulsiones pero sin mucho éxito. Mejores épocas que otras pero siempre volvíamos a empezar sin lograr demasiado.

Así, decidimos empezar con el Cannabis medicinal en Septiembre de 2014.

Primero empezamos con lo que teníamos al alcance: una tintura con alto THC pero mucho mas “liviana” que en formato de aceite.

Si bien en cuanto a la epilepsia algunos días eran buenos, no vimos grandes avances. Por el contrario, logro enseguida un descanso mucho mayor y mejor durante la noche. lo que nos permitió, sacarle el Rivotril (medicamento que tomaba casi desde que nació) enseguida y nunca más lo retorno.

Para nosotros ha sido una gran bendición ya que sabemos las contra indicaciones que tiene el Rivotril más aun en menores.

Al mes, logramos conseguir un aceite con 4% de CBD y bajisimo THC y así empezamos el tratamiento siempre en dosis muy bajas y combinándolo con la tintura. Ya de a poco, logramos ver mejoras en la epilepsia, diría yo un 2096 de disminución.

Seguimos en tratamiento por 3 meses aproximadamente hasta empezar con un nuevo aceite con 15% de CBD y aunque llevo un tiempo ver el éxito, diríamos que 3 meses después vimos que era totalmente efectivo.

Claramente no es milagroso y no vimos un cambio inmediato, hemos tenido días mejores y peores hasta que a los 6 meses casi logramos pasar de 1 ataque de epilepsia fuerte por día a 1 en promedio cada 10 o 15 días. Siguió durmiendo mucho mejor, mayor descanso y en salud general, perfecto, incorporamos cambio de aceite pero siempre se mantuvo igual de bien.

No hemos notado ninguna contra indicación. No ha estado más dormido durante el día, ni irritable, ni le quito el apetito ni nada malo. Cada día es un nuevo empezar y es un esfuerzo nuevo pero hemos perdido el miedo a la epilepsia que antes era una realidad permanente. Necesito que esto esté regulado para no quedarme sin el aceite y para darle el correcto, para poder probar mejores.

Mamá: Valeria