Simposio CBD LACE 2021 - ANÁLISIS (Dr. Jerónimo Auzmendi y Franco Moscovicz)

Simposio CBD LACE 2021

El Dr. Orrin Devinsky, profesor de neurología, neurociencias, psiquiatría y  neurocirugía de la Facultad de Medicina de la Universidad de Nueva York, fue el primer disertante del simposio y en poco más de media hora realizó una presentación con una mirada a la vanguardia de la investigación clínica en cuanto al cannabis medicinal para el tratamiento de la epilepsia en niños se refiere.  

Basado sobre la evidencia de varios estudios científicos, el Dr. Devinsky remarcó desde un principio, el valor de los estudios aleatorios o randomizados y de doble ciego en cuanto a investigaciones clínicas; acentuando el peso de dichos estudios en la producción de datos fidedignos, producidos en particular para tratamientos como el de las epilepsias resistentes con Cannabidiol (CBD). En este sentido el Dr. Devisnky puntualizó, además de la efectividad del tratamiento, en las indicaciones de las dosis a emplear como sus posibles efectos adversos. 

Entre los primeros estudios que mostró el Dr. Devinsky se encontró el ensayo clínico del “Epidiolex®” para el tratamiento del Síndrome de Dravet, realizado en 2017 y que fue el puntapié para la aprobación del CBD, por parte de la FDA (Food and Drug Administration) en 2018, para el tratamiento de las epilepsias resistentes a los fármacos. Este estudio de fase 3, se realizó en pacientes de 2 a 18 años que sufren de la patología, divididos en dos grupos (Tratamiento que recibieron 20mg/kg/día vs Placebo) ciegos y aleatorizados. Este estudio presentó una reducción significativamente beneficiosa en el promedio de convulsiones mensuales (36% vs. 13% entre el  grupo tratado con CBD y el placebo). Por otra parte, también se presentaron efectos adversos  como somnolencia y sedación; diarrea o pérdida de apetito, elevación de transaminasas hepáticas y efectos producto de interacciones con otras drogas (10 pacientes tratados con Epidolex vs. 3 del  grupo placebo).

La presentación continuó mostrando distintos estudios llevados a cabo por otros grupos de  investigación, en condiciones controladas cuyos resultados arrojaron conclusiones destacables. Por  un lado, la disminución de la dosis de 20 a 10 mg/Kg/día mostró una eficacia similar en el control  de las crisis y una reducción en la aparición de efectos adversos. Además, la somnolencia (efecto  adverso frecuente), disminuye durante el tratamiento prolongado, por lo que se asume que genera  una cierta tolerancia. Sin embargo, el Dr. Devinsky también mostró estudios realizados con 150-200  pacientes en los que el tratamiento con CBD (y también su variante CBDV) no produjeron  diferencias con el grupo placebo,sugiriendo que estos fármacos no son eficaces para el tratamiento  de la epilepsia focal. Por otra parte, estudios realizados en Esclerosis tuberosa, patología  caracterizada por sus convulsiones focales, altas dosis de CBD si demostraron reducir la carga  convulsiva. Además, estudios abiertos en pequeñas cantidades de pacientes con autismo tratados  con CBD mostraron una reducción significativa de ansiedad y ánimo, pero con una alta frecuencia  de efectos adversos leves (70%-85%) y se remarcó la necesidad de realizar estudios en condiciones  controladas. 

Finalmente, el Dr. Devinsky resaltó el gran abanico de posibles interacciones con otros fármacos, ya que CBD puede inhibir a las enzimas responsables de la metabolización de dichos fármacos (Citocromos CYP2C9 y CYP3A4, entre otros), haciendo central su consideración a la hora de evaluar  el tratamiento con CBD en conjunto a otras drogas. Con igual énfasis, el Dr. mencionó la necesidad  de establecer las relaciones sinérgicas o antagónicas en mezclas de compuestos obtenidos en las plantas de Cannabis, la necesidad de formulaciones de derivados cannábicos consistentes y de  calidad en constante revisión. Además, abordó lo fundamental que resulta que cualquier persona que recomiende, prescriba, venda o difunda estos productos, debería ser un profesional de la salud completamente capacitado para hacerlo y que tenga pleno conocimiento en el campo, basado en  la evidencia científica. Sepa para que sirve, pero más importante, también sepa para lo que no sirve y cuáles son sus posibles efectos adversos. Como cualquier droga comercializable, la industria  siempre tendrá una gran porción de intereses en el asunto, y es por eso, que demandar el estudio altamente exhaustivo de estos tratamientos, no es menor. También, alertó sobre el sesgo por  confirmación, que es la tendencia a considerar verdaderos a aquellos datos, ideas o  razonamientos que están en sintonía con lo que creemos que es verdad. Del mismo modo, este  sesgo nos empuja a ignorar todos aquellos datos, ideas o razonamientos que ponen en crisis lo  que pensamos. De esta manera el Dr. Devinsky, formuló la necesidad imperiosa de darle el lugar al  Cannabis en la medicina como lo que es. Un fármaco.

“Yo sé que nos gusta pensar que lo que viene de plantas es natural e inocuo. Pero cuando  tomamos cien libras de un material vegetal, que contiene cientos de compuestos, y extraemos una  sola molécula, y la purificamos al 99%, eso se denomina una droga. “ 

  1. Devinsky. 

La segunda parte del simposio fue llevada a delante por la Dra.  Helen Cross, actualmente la presidenta de la International League Against the Epilepsy (Liga Internacional Contra la Epilepsia). En su exposición la Dra. abordó, con un enfoque crítico, la utilización de los aceites de Cannabis para el tratamiento de las epilepsias resistente a los fármacos. Comenzando por la descripción de los posibles mecanismos moleculares de acción de CBD en el control de las crisis epilépticas, Helen destacó el rol de CBD en el antagonismo del receptor GPR55 (actualmente considerado como el tercer tipo de receptor cannabinoide, además de CB1 y CB2), la desensitización del canal iónico TRVP1 y la inhibición de las bombas de recaptura de adenosina 1 (ENT1). En líneas generales CBD produce un balance en la homeostasis del calcio disminuyendo la liberación desde los reservorios intracelulares (GPR55) o la entrada del ion desde el exterior celular (TRVP1) disminuyendo la excitabilidad neuronal y la neuroinflamación. Al mismo tiempo aumenta la vida media de la adenosina en el espacio extracelular que conlleva a la diminución de la excitabilidad neuronal y la consecuente disminución en la liberación de neurotransmisores por diversas vías de señalización celular. 

Seguidamente la Dra. Cross destaco que CBD es una sustancia que no tiene control legal en  la mayoría de los países centrales, lo que implica que no hay garantías sobre la calidad y  composición de los productos que contienen CBD. También destacó la falta de guías para  la vía de administración, dosis máxima tolerada, dosis diarias, estabilidad, vida media,  empaquetamiento, etc. Todos estos campos vacantes son necesarios para la evaluación  médica sistemática del efecto de CBD y sus efectos adversos. Además, agregó información  sobre como los métodos de extracción de CBD generan mezclas con otros compuestos 

cannabinoides como Tetrahidrocannabinol (THC), Cannabigerol (CBG), Cannabicromeno  (CBC), cannabinol (CBN), etc. y otras familias de compuestos como los flavonoides, terpenos y ácidos grasos (como omega 3), vitaminas, etc. De esta forma y al igual que el  Dr. Devinsky, la Dra. Cross explico que es difícil la evaluación médica de mezclas tan complejas ya que puede existir un efecto sinérgico o de enmascaramiento del CBD por  parte de los demás compuestos que presentan otras cualidades bioquímicas. Además destacó varios puntos que resultan de interés a la hora de pensar en el contenido de CBD  de los aceites de Cannabis. Primero mencionó que hay una gran variedad en la calidad y la  seguridad de los preparados que contienen CBD disponibles en el mercado. Segundo, no  hay una regulación que indique que debe ponerse en los productos la información exacta de la concentración de CBD. En tercer lugar, pero no menos importante (remarcó la Dra.), la concentración de CBD muchas veces no coincide con la información del producto y  finalmente, ésta es extremadamente variable entre distintos productos y entre lotes de los mismos productos. Acto seguido Helen mostró una serie de estudios científicos en los que se realizaron distintas pruebas químicas para analizar el contenido de CBD de aceites de  Cannabis disponibles en distintos mercados, avalando los puntos señalados anteriormente.  También hizo hincapié en que los productos derivados de cannabis deberían cumplir con 

las normas GMP/GDP (del inglés de buenas prácticas de fabricación y de distribución).  Finalmente, la Dra. Cross abordó la significación clínica de la evaluación de los aceites de  Cannabis (conteniendo CBD y THC) en el control de las crisis epilépticas en el Síndrome de  Dravet, mostrando resultados de estudios clínicos “abiertos”, es decir, realizado sin un  grupo control y sin técnicas de enmascaramiento como ciego o doble ciego. Cabe destacar  que, en estos estudios, a pesar de tener resultados positivos, no se puede establecer si la  respuesta observada es debido al tratamiento o a algún sesgo de la información, ya que no  se pueden discriminar efectos placebo o Hawthorne, entre otros. 

Así la Dra. Cross finalizó su exposición remarcando la necesidad de estudios aleatorios para  establecer el efecto de la combinación de CBD/THC y al igual que el Dr. Devinsky dejó  planteada la inquietud “Its Natural – is it safe?


Dr. Jerónimo Auzmendi 

Investigador Adjunto CONICET
INFIBIOC

Médico Franco Moscovicz
MN:179735
INFIBIOC

Boletín de suscripción

Suscribase a las últimas noticias de Cannabis Medicinal
-Ingrese su Nombre y Mail-
IMPORTANTE: -Revise su correo de Spam-